Esplendorosa India, donde todo es asombroso y sorprendente

Un paseo por Delhi, todo lo mejor, todo lo peor

Madre e hijo en DelhiNo tiene sentido deciros que es lo que sucede una vez pisas la esplendorosa India, u os fascinará u os empañará los ojos de lágrimas y rabia. Mires por donde lo mires, India siempre es increíblemente intensa, apasionada, un país de maravillas. Imposible de dejarte indiferente. Tu alma se revelará, desde lo más profundo, susurrándote todos tus secretos.

El color inunda a cada paso con un resplandor único, las calles transitadas, coches, rickshaws, triciclos, motos, infinidad de peatones danzando en un ir y venir continuo.

Olores agradables a especies, a gentío, a flores, perfumes embriagadores, delicias de frutas y miel. Telas sedosas, tapices hechos a mano, camisas bordadas, trabajos delicados tejidos por manos expertas. Cultura milenaria, raíces, sabiduría, tradiciones, secretos de familia.

Tropiezas, sin darte cuenta, con el sinfín de barreras arquitectónicas que encuentras en el camino y despiertas de tu sueño dorado, pisando un algo pegajoso, restos de heces de vaca, vacas sagradas que rumian basura. Un gruñido de alguno de esa infinidad de perros callejeros, esqueletos andantes hambrientos llenos de sarna, olor a cloacas, charcos, barro, aguas grisáceas, papeles, bolsas de plástico por doquier.

Un sari de colores que parece danzar sobre un cuerpo moreno, perfumado, manos delicadamente enjoyadas, adornadas en sus dibujos de henna, el movimiento te cautiva de nuevo haciéndote olvidar tu tropiezo, una sonrisa que intensifica sus rasgos y esos ojos negros, enormes, rasgados, llenos de vida que parecen traspasar cualquier frontera.

–          Namaste India

–          Namaste family, you´re welcome

Ruido inaudito, cláxones por doquier, mas bocinazos por si no te habías sentido aludido, polvo y mas polvo, suciedad, callejuelas olvidadas, casas ruinosas, ruidosas habitaciones de hotel. Sigues la corriente, que te lleva sin saberlo a tu destino.

Bellezas escondidas, vergeles, lugares de ensueño, minaretes, grandes avenidas, hoteles de lujo… sensualidad, romanticismo, música misteriosa, bailes, una voz de mujer, tranquilidad, espiritualidad, obras de arte, rodeados de conversaciones en hindi, una lengua rica en su hablar apasionado, se abren las puertas a otra India.

Gritos, mendicidad, desigualdad, trato jerárquico en ese injusto sistema de castas. Un pequeño gesto, una manita cerrándose en un puño, ojos inmensamente abiertos, pidiendo dinero, comida, galletas, caramelos… Una niña cargando a un bebé de ojos pintados, un grupo de críos buscando entre la basura, sucios, con harapos, niños de la calle cuidándose, protegiéndose, viviendo la dureza de nacer siendo ya un intocable.

Y de nuevo esa ambivalencia pasando de un son al otro en este país de contrastes, donde el más pequeño puede ser el más grande, el más rico el más desgraciado, el más desgraciado el más injusto, donde el más desvalido ni siquiera es visto al pasar a tu lado. Pero su magia siempre presente se descubre al mirar mas allá, frotando la suciedad, como en Aladin y su lámpara maravillosa, no dejando que la mendicidad nuble tus sentidos, pues hay mucho mas escondido, a tu vera, tan cerquita, tan dulce, esplendorosa y por descubrir.

The Martydom Site of Mahatma Ghandi

La familia en el The Martydom Site of Mahatma GhandiUn gran gong nos esperaba tras la puerta, el “World Peace Gong” (Gong de la paz mundial). Tocamos bien fuerte dejándose oír un continuo sonido metálico. Desde que entras en la morada de Ghandi, todo fluye alrededor de un mensaje de paz, armonía, unión, respeto y la sabiduría de que la educación es un pilar fundamental en la humanidad.

Paseamos por el interior de lo que anteriormente había sido su hogar, recorrimos las salas de la mano de una de las voluntarias que nos iba estimulando a que disfrutáramos de las diferentes actividades propuestas, todas vinculadas a la filosofía que transmitió en el recorrido de su vida. Caminamos sobre sus pasos en el jardín, pasos que nos llevaron a comprender mejor su amada India, la India de sus sueños.

“I shall work for an India, in which the poorest shall feel that it is their country in whose making they have an effective voice; an India in which there shall be no high class and low class of people; an India in which all communities shall live in perfect harmony.”

India of my dreams, Mahatma Ghandi

Ghandi amó India, supo dar con su esencia, saborear de su amor y su amargura, de su riqueza y su pobreza, de sus contrastes por excelencia, pues India es asombrosa y sorprendente al mismo tiempo. Su mensaje de paz ha fluido a través del viento impregnando no solamente a su pueblo sino alcanzando en lo más profundo a las personas de todo el mundo. El pueblo indio sigue levantando monumentos en recuerdo de la memoria de Ghandi, un hombre de paz, excluyendo tal y como él quiso la violencia, un sabio adelantado a su tiempo con una visión futurista de cómo deberíamos ser.

“La humanidad no puede liberarse de la violencia más que por medio de la no violencia.”

“Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego.”

Mahatma Ghandi

Un regalo lleno de amor

Pensativa ante el majestuoso Taj MahalEl sentir de la vida va oscilando a lo largo del tiempo. Tengo la suerte de sentirla plena en muchos momentos, pero sobre todo cuando realmente te dejas fluir por el camino en el que realmente vibras en sintonía con aquello que sientes. Hay lugares y lugares, paisajes que te trasladan a un mundo sin fronteras, donde la inmensidad de los cielos se ve transformada por escenas en el que el amor siempre está presente. Un amor eterno, incondicional, duradero un amor que va más allá de la muerte, que perdura en el mundo, en el corazón de su gente, en cada una de las estrellas que brillan con fuerza en el firmamento.

El amor a los hijos te llena de situaciones sorprendentes, donde todo brilla bajo el calor de sus ojos, que nos ven siempre bajo un halo de una belleza infinita. Se acercaba el cumpleaños de Noa.

–          Diana, ya sé dónde podríamos ir en el cumpleaños de Noa, ella que siempre esta repartiendo corazones a diestro y siniestro. Estamos cerca de Agra ¿Porque no pasamos ese día en el Taj Mahal?, precisamente el lugar desprende ese amor eterno por el que fue construido. ¿Qué te parece?.- Ángel sabía que era imposible contestarle con una negativa.

–          Jo, me parece una idea estupenda….. ¿cómo no se me había ocurrido?

Y vinieron a mi memoria imágenes de esa joya misteriosa, y resurgieron las palabras que la describen en ese amor eterno que impulsó su creación.

“El Taj Mahal parece la encarnación de todas las cosas puras, de todas las cosas santas y de todas las cosas infelices. Este es el misterio del edificio”.

Rudyard Kipling

“Una lágrima en la mejilla del tiempo”

Rabindranath Tagore

“El Amor es la fuerza más humilde, pero la más poderosa de que dispone el ser humano.”                                                                                                                                                                      Mahatma Ghandi

Sexto cumpleaños en el Taj Majal

La familia en el Taj mahalEs increíble como esta pasando el tiempo, parecía ayer que celebrábamos el quinto cumpleaños de Noa y de nuevo era 27 de Octubre. Yo no me lo creía cuando mi tía Pili siempre me insistía en que a los niños el tiempo les parece siempre inmenso, segundos que parecen minutos, minutos que parecen horas, horas que parecen meses, y meses que dan lugar a años. Pero al crecer parece que el tiempo corra desesperadamente, sin darte cuenta y es entonces cuando todo se transforma a tu alrededor, los años, parecen meses, los meses horas, las horas minutos y los minutos son inexistentes. ¡Que locura, increíble pero cierto!.

Noa llevaba semanas restando los días que le faltaban para celebrar su cumpleaños. ¿A quien no le hace ilusión el acontecimiento de un día tan especial?, uno de esos solo para ti. Bueno, se de personas, que con el tiempo pierden la ilusión al cumplir un año más, no deberíamos desprendernos de tremendas emociones, pero desconozco la existencia de algún niño que no espere con ansiedad ese momento, al despertarse con más mimos que un día cualquiera, el de soplar las velas de su pastel, el de sentirse protagonista y único, el escuchar la historia del día en que vio el mundo por primera vez.

Las tiendecitas de juguetes en Delhi, las encontrabas por todas partes, en realidad buscábamos un peluche chiquito, para remplazar uno de los tantos que ha perdido durante el viaje. Y es que Noa se los lleva a todas partes, no se separa de ellos ni para lavarse los dientes, y en cuanto nos descuidamos en una de nuestras excursiones ya nos hemos dejado, el elefantito, el Mickey, el oso… en algún asiento olvidado, con los correspondientes lagrimones que se suceden tras la pérdida. Despertamos a Noa con un sonoro beso de su hermano seguido de los nuestros y le dimos un paquete escondido desde hacía dos días, envuelto en una hoja de muchos colores.

–          ¡Scruch, scricch, ohhhh! Una muñequita doctora, ¡eeeeey! Ishi mira puedo utilizar esto para escucharte el corazón. Guau, hoy ya tengo 6 años, ya soy una niña grande.- Noa estaba exultante, irradiaba felicidad en cada una de sus líneas de expresión.

Pasar el día en el Taj Majal fue un maravilloso regalo. Curiosamente, coincidía en ser un día especial para la población musulmana, celebraban el “Eid al-Adha (عيد الأضحى)” o fiesta del sacrificio. Día en que los musulmanes recuerdan que el Islam significa sumisión. Fue Abraham quien como prueba de su amor y lealtad a Dios estaba dispuesto a sacrificar a su hijo primogénito. Dios siendo clemente no dejo que sucediese la muerte y Abraham agradecido degolló un carnero ocupando el lugar de su hijo. En esta fiesta mayor, la población musulmana celebra desde primera hora del día acudiendo a la mezquita en familia, rezando a Mahoma y posteriormente realizan la ofrenda de un sacrificio animal como una acción de gratitud para Dios, por salvar la vida del hijo del profeta. El vaivén de ajetreo que observabas era un constante fluir. Nos hubiese gustado poder observarlo desde el cielo, esa maravillosa construcción blanca rodeada de un sinfín de personas de todas las edades, castas y religiones.

Nos dejaron entrar sin comprar la entrada por ser el día que era, la afluencia de personas era increíble, entramos a segunda hora cuando lo feligreses de Mahoma ya salían de la mezquita. A veces es un tanto incomodo cuando te encuentras con semejante marabunta, te da la sensación que no vas a ver nada, pero aquel día era una gozada verse rodeada de personas que mostraban tanta felicidad. Así que cada cual por su lado, nosotros en nuestra pequeña celebración familiar y ellos en la suya. El Taj Majal estaba imponente, esplendoroso en su blancura omnipotente.

–          Aita, mira, esta hoja parece un Corazón, mira como late “tuc tuc, tuc tuc, tuc,tuc”, me haces una foto.- dijo Noa.

Noa con un grupo de sijs en el Taj MahalConversamos con un gran grupo de varones sijs, sus brazaletes, sus dagas, la larga barba y los turbantes aportando color a sus vestimentas llamaban la atención de los niños. Les explicamos que estábamos celebrando el sexto cumpleaños de Noa y se quisieron retratarse con ella para que pudiese recordar ese día en su memoria. Sus caras eran amables, mostraban respeto, sabiduría y una alegría especial.

–          Hasta la vista amigos de tierras lejanas, que Dios os proteja en vuestro camino.– Los sijs levantaban la mano  en una sonrisa abierta a medida que nos alejábamos.  

Anuncios
Esta entrada fue publicada en India. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Esplendorosa India, donde todo es asombroso y sorprendente

  1. Ester dijo:

    FELICIDADES NOAAAA!!! Que suerte poder celebrar tu cumple en la India y en un sitio tan hermoso. Un besazo y 6 tironcillos de orejas. Buen Viaje familia.

  2. Increíble Taj Majal, un lugar mágico. Trasmitido el tirón de orejas
    Un abrazo

  3. Montse dijo:

    Qué suerte celebrar el cumpleaños en un lugar tan mágico y harmonico….no dejen que lo olvide nunca!! Yo de mayor…quiero ser como vosotros…volver a dar la vuelta al mundo pero esta vez con hijos para que vean, aprendan y de ahí puedan opinar!! Gente como vosotros es lo que hará que las siguientes generaciones sean mejores. Besos miles desde http://www.direccionmundo.blogspot.com

    Montse

    • Que bonitos colores tanto el verde como el azul 
      Gracias por vuestras palabras, seguro que un futuro vuestros hijos disfrutaran de ese espíritu viajero y soñador que se transmite en vuestro blog y vuestras andanzas, no se pierde con la edad. Y viajar con ellos es un continuo crecimiento familiar. Creemos que nuestros hijos no olvidaran el viaje, y si por si casualidad olvidasen algo, las vivencias que están teniendo seguro ya les está haciendo ver la realidad en su más variado colorido
      Ángel,Diana, Ishi & Noa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s