Australia, grandes espacios, toda una caja de sorpresas

Canguro, símbolo de AustraliaEl auténtico viaje es aquel que sabes cuándo empieza pero no cuando acaba. La limitación temporal del viaje es pensar en el regreso desde el inicio, lo cual nos implica no disfrutar del mismo en su plenitud. Cuando iniciamos el viaje, más que esperar que fuese largo, esperábamos que estuviese lleno de descubrimientos y emociones, lo cual nos llevase, a ser posible,  a aprender un poco mas de él en su movimiento, en todo su esplendor. De su gente y su cultura mediante su calidez, su proximidad, percibiendo a través de las palabras y el lenguaje corporal, a los nuevos amigos. Llenos de curiosidad hemos ido avanzando e intentando compartir una puerta de entrada al mundo, una puerta de entrada por la que nuestra familia ha ido pasando a través de muchos momentos, sintiendo cada uno de ellos y haciéndolos presentes. Esperando que a través de las líneas que van surgiendo y de las fotografías seleccionadas os podamos trasladar aunque sea por unos instantes  a una serie de diferentes espacios en los que cualquier viajero inicia camino.  

Australia es una isla continente inmensa, del tamaño de Europa, diferentes franjas horarias y gran variedad, tanto en el clima, en sus paisajes como en su gente. Digamos que hemos conocido un terroncito australiano.

Darwin, una mirada desde las antípodas

La ciudad de Darwin para nosotros fue un espanto, no se exactamente como fue lo de elegir aterrizar en esa ciudad de las antípodas, a no ser que era el punto mas cercano de Australia al que aterrizar desde Singapur. El calor exagerado y absolutamente pegajoso, el hostal donde nos hospedamos que tampoco ayudó demasiado. La juerga nocturna y las peleas callejeras eran un constante y la inadaptación que palpabas al observar a los aborígenes australianos caminando desangelados por las calles nos apresuró a decidirnos pasar solo esa noche y tomar camino hacia un entorno rodeado de naturaleza.  Noa e Ishi ya dormían, no teníamos conexión desde la habitación  y bajamos a la recepción del hostal donde podíamos acceder a uno de los ordenadores del local con intención de contactar con la familia y organizar una visita al Parque Natural de Litchfield, cuando…. de repente, una serie de gritos….

–          Disculpen las molestias pero tenemos problemas con unos clientes que han bebido más de la cuenta y no sabemos si podremos  controlarles, mejor que se vayan a las habitaciones.– Los gritos aumentaron y un tipo sin camiseta y con cara de pocos amigos bajaba rodando por las escaleras seguido de otro atacante.

Por supuesto, el tiempo que estuvimos en la ciudad fue de lo mas breve así que no dudo, que el lugar no este dotado de encanto, simplemente nuestra visión en esta ocasión esta totalmente sesgada por los acontecimientos que se sucedieron, los cuales cambiaron radicalmente al llegar al Batchelor  Butterfly Farm, nuestro hogar por unos días en el Litchfield National Park.

Litchfield National Park, agua, fuego, tierra y aire

El ambiente en ese lugar estaba lleno de encanto, en la entrada de la granja, escrito sobre una gran mariposa de madera colgada en una de las paredes podías leer.

Batchelor  Butterfly Farm“Worry when the time comes, most worries are future based they resolve around things that in most cases will never happen. Concentrate on the present and the future will take care of itself. Come on and see me, make me smile”

“Preocúpate cuando toca, la mayor parte de las preocupaciones están basadas en el futuro en torno a cosas que en la mayoría de los casos nunca pasarán. Concéntrate en el presente y el futuro vendrá dado por sí mismo. Venga mírame, hazme sonreír”

La familia que la regentaba había conseguido aportar a la granja un lugar donde el descanso, la armonía  y la posibilidad de visitar la naturaleza creaban el ambiente ideal donde hospedarse. La mañana era agradable, la frescura de las primeras horas compensaba las elevadas temperaturas que hacían que el resto del día un sudor permanente recorriese de forma constante tu piel. El Parque Natural de Litchfield en sus variadas formas, exuberantes bosques, el descenso del agua en sus cascadas, la ingeniosa construcción de los termiteros que sobresalen de entre las matas, un parque lleno de historia y culturalmente rico.

Termitero en Litchfield National ParkLos termiteros nos asombraron en su color, su inmensidad, su construcción, parece increíble que seres tan diminutos sean capaces de crear estructuras arquitectónicamente tan desarrolladas. Los animales en Australia nunca dejan de sorprenderte. Ya en Darwin visitamos una de las playas cercanas, ilusos, con nuestros bañadores preparados y los carteles y el aspecto desolado de la playa nos pararon los pies.

–          Caray con este cartel!!!, entre tiburones, medusas venenosas, corrientes marinas, y posibilidad de cocodrilos de agua salada, no hay quien pueda decidir bañarse con tranquilidad, a una se le ponen los pelos de punta.- Toalla en mano, un calorazo de espanto y leyendo un cartel al que no dábamos crédito.

–          Si, sería mejor que pusiesen algo así como “Peligro, animales sueltos”.- Dijo Ángel.

En el parque natural seguíamos comprobando que los paisajes Australianos están repletos de belleza y de terror. Das con animales espectacularmente diferentes, que te fascinaran en sus encantos y al mismo tiempo darás con aquellos  más peligrosos y mortíferos que harán que te pienses dos veces el meterte de nuevo en las cristalinas aguas.

–          A ver aita pero que dice aquí, “swiming zone”, no significa zona de baño, entonces porque dice aquí “Cocodrile management zone” (zona de manejo de cocodrilos), si nos podemos bañar será que en esta poza no hay cocodrilos, nooo?.- Ishi no dejaba de estar fascinado con la cantidad de carteles en los que se anunciaba, peligro zona de cocodrilos.

–          Bueno, en realidad aquí dice que cuanto más subas por el curso del rio, menos posibilidad de encontrarte con ellos, y de que en esta fosa y esta época del año normalmente no tendrían que estar aquí.- Ángel leía asombrado intentando dar confianza a Ishi para que nos diésemos un bañito, el calor volvía a ser asfixiante.

Y de nuevo durante estos días nos volvimos a dar cuenta de que la naturaleza te conecta sin mas con tu yo mas intimo. Los adultos se relajan, los niños disfrutan, y el ser humano vibra teniendo cerca los cuatro elementos agua, tierra, fuego y aire.

Formas entre las nubes

Nubes en MelbourneLa imaginación es una de las cualidades más hermosas que podemos poseer, dejarnos llevar por sus sinsentidos, en un trazado increíble donde la línea mas recta se bifurcara hasta el infinito recorriendo caminos llenos de color donde la diversión y la aventura están aseguradas. Líneas curvas que se convertirán en divertidos animales, en mensajes solo descifrables para ojos expertos o para aquellos que se dejen llevar por esa maravilla de poder creer que cualquier situación es posible, donde las ranas llegan a ser príncipes, los mendigos sacian su hambre, los avaros reparten, y los sueños se persiguen hasta hacerlos realidad.

–          Me encantan esas nubes tan esponjosas, queréis que juguemos a descubrir sus grandes secretos?.- Quedaba todavía una hora en coche, y el ajetreo típico de dos hermanos peleando por cualquier mimería, empezaba a exasperarnos, había que cambiar su rutina o hacer una paradita.

–          OK mami, quien empieza?, me dejas a mi?.- Noa enseguida se apunta a un bombardeo, pero para conseguir que esa energía tan intensa vaya disminuyendo tienes que conquistar a Ishi para que entre en el juego.

–          Esta bien, pero yo soy quien empiezo, veo veo, un gran secreto bajo el caparazón de una tortuga.- Ishi miraba hacia un grupo de nubes que escondían algo parecido al cofre de un tesoro, sobre el cofre distinguías el trazo de una gran tortuga.

¿Como hacer del tiempo un pasatiempo?

Nos despedimos del parque natural en el que habíamos encontrado un poquito de frescura, en ese despertar en la naturaleza. A las 10 AM llegamos a Darwin, otra vez ese calor asfixiante. Dejamos las maletas en la oficina donde alquilamos el coche, nuestro avión no salía hasta la 1 de la madrugada. Y de nuevo ese sinsentido, maletas, muchas horas por delante, una ciudad en la que no vibramos, sin un hogar donde hacer la espera mas llevadera. A veces esos momentos te llenan de ganas de regresar a lo conocido, a tu circulo de amigos, a una casa sin forma de maleta, a un relajarse y no hacer nada.

¿Cómo hacer del tiempo un pasatiempo?, ¿como transformar lo negro en blanco, lo agrio en dulce, lo desesperante en esperanzador, lo oscuro en brillante?. Y precisamente pensando en ello te das cuenta que los contrastes son necesarios, los opuestos son los que te hacen comprender, enriquecerte, crecer, ser consciente al conocer un billete de ida y vuelta en la que la vida te enseña todos sus colores. Finalmente nuestro avión con destino a Sídney despegó trazando una fina línea blanca  en un cielo libre de nubes.

Tristeza en la mirada

Una lucha por la tierra, algo que resulta incomprensible desde el punto de vista de los aborígenes, quienes ya vivían en ella sin esa obsesión de pertenencia. Australia no pertenecía a nadie pero eran muchos los que habitaban esas tierras salvajes en las que se puede apreciar la heroica adaptación del ser humano a un entorno inhóspito. Los aborígenes creen que los ríos, las montañas o las rocas son los trazos labrados por sus ancestros en la época de la creación. Aborígenes que pertenecen a distintos pueblos, una cultura propia ancestral, valores, espiritualidad, reglas sociales y rituales, arte… Una raza digna de admirar, con una historia complicada llena de momentos dramáticos, luchadores incansables intentando dar con una solución en la búsqueda de un futuro justo y lleno de igualdad para todos los habitantes australianos autóctonos y conquistadores.

Mientras se realiza la búsqueda de ese camino, en la actualidad la esperanza de vida media de un aborigen es de 53 años, lo cual representa 25 años menos que la de la media australiana. Por otro lado al nacer aborigen aumenta 30 veces más la probabilidad de acabar en prisión que cualquier otro grupo social así como la marginación social,  la falta de educación, dieta desequilibrada, abuso social, intimidación….

–          Mami esos hombres y mujeres me dan miedo.- Noa miraba a los aborígenes que paseaban deambulando por las calles sin un rumbo fijo, muchas veces hablando solos, acompañados por una lata de alcohol.

Si bien es cierto que los rasgos faciales del aborigen australiano son muy marcados, no creo que Noa tuviese miedo de sus rasgos físicos, era la mirada vacía lo que le asustaba, y lo que a Ángel y a mí nos llenó de tristeza. Desgraciadamente, las comunidades indígenas australianas presentan graves deficiencias sanitarias y económicas. Los indicadores sociales les colocan en posiciones inferiores en lo que respecta a la salud, el empleo, la pobreza, la delincuencia y la educación donde quizás podrían encontrar un poco de luz con la cual a través de las generaciones cambiar definitivamente su rumbo sin desprenderse de su cultura ancestral.

Y lo más irónico es que a pesar del maltrato recibido, uno de los atractivos turísticos con los que Australia se hace mirar es precisamente la riqueza que aporta la gente, su raza y esa cultura ancestral, en su arte, en su espiritualidad, en el alma que cada aborigen. Los grandes ancestros. Esos héroes nómadas llegados del cielo, del mar, de las entrañas de la tierra, recorriendo las áridas tierras y dejándonos sus huellas al pasar.  No tuvimos la oportunidad de visitar zonas propiamente aborígenes, donde desprendernos de la tristeza que nos embargaba al ver tanta injusticia.

De Sidney a Melbourne

Siempre existirá rivalidad entre dos ciudades de un mismo país, pero a los ojos de esta familia nos arropo tanto Sídney, esa ciudad de la alegría, como Melbourne a la que se la cataloga de más sensata y estirada. Ambas son grandes metrópolis, con sus miles de caminos que te llevan al mar, un mar inmenso, que te embriaga con su intenso olor, su fortaleza, sus olas bailando al son del viento y ese color que lo llena todo de vida.

Cada ciudad era un mundo, en sus originalidades, Sídney dividida por el puerto en sus innumerables golfos y canales, de calles anchas o infinidad de estrechas con o sin salida, dependiendo del lugar en que te encuentres. Todos sus caminos te llevan al mar, a esa alegría de su gente. El Jardín Botánico de Sidney, desde donde puedes observar su bahía donde no tardaras en caer bajo el influjo de una gran ola, una fragata con las velas hinchadas al viento, otros dirían un gran soufflé con galletas incrustadas en su superficie o bien hay quien cuenta que es una naranja en su sinfín de gajos, la Opera House, donde la música embriaga no solo en su sonoridad sino en la belleza del lugar.

La familia con Clayton y MelissaDescubrimos Sídney de la mano de una encantadora pareja, Clayton y Melissa, que nos acomodaron en su piso, conquistándonos en su sencillez, en su dulzura con los niños, en su trato amable y lleno de curiosidad, en los paseos por la playa donde las tablas de surf son inseparables, en los parques de atractivos columpios repletos de niños y las comidas compartidas, la novedad de unas hamburguesas de canguro  acompañadas de una botella de vino blanco. 

From Angel Cabello 
It was great to spend our time in Sydney with this fabulous couple. Clayton and Melissa made us feel at home since we met, and even Clayton picked us up in the airport before going to work, what else can we asked for? 😉 . We enjoyed having dinners together, tasting really nice Australian wine, taking a bit of sun at Bondi Beach and making sand turtles, watching “Annie” movie at home 😉 and playing videogames. 
Hope we will have the chance to meet you again at our home where you are always welcome.
Big Hug
Angel, Diana, Ishi & Noa
PD: Ishi and Noa has started becoming new scientists thanks to the Experiments Books ;-)…let’s see how far they go 😉
For Angel Cabello
Dear globetrottingfamily…
It was a real pleasure to have you stay with us in Sydney! Thank you so much for the great company at dinner time, the amazing food you cooked for us and the trip  to the beach and park 🙂.
You are welcome back anytime and really hope we get to catch up somewhere in the future!!!
Please keep in contact… and happy travelling!!! 🙂
Melissa & Clayton xxxxx

Nos despedimos de ellos por la mañana, Ángel fue a recoger una autocaravana que alquilamos a un precio formidable con el combustible incluido, pues se trataba de una oferta que incluía devolverla a su lugar de origen, Melbourne. Teníamos cuatro días de camino por el cual poder disfrutar  de la belleza australiana. A veces tomas tanto cariño a la familia que te acoge que a la hora de despedirse los niños protestan bastante.

–          Que divertida esta casita coche, ¿­­dormiremos aquí?, ¿Dónde están las camas?.- Ishi y Noa estaban contentísimos con las novedades. Hasta se les olvido que no querían irse de la casa de nuestros nuevos amigos.

No habíamos alquilado una autocaravana en nuestra vida, así que los cuatro días estuvieron llenos de anécdotas ligadas cada una de ellas a la inaptitud o la inexperiencia del vivir con esa casa a cuestas en la que cada pieza parecía estar escondida en un lugar secreto. Las preguntas eran un constante, ¿pero donde esta….?, ¿pero como demonios se montara la cama doble?, ¿como me explicaron que…?. En fin, salimos escarmentados la primera noche donde los mosquitos nos acribillaron intentando buscar una de las piezas que faltaban para completar la mesa cama, aparcamos para rematarlo en bajada, pero aprendimos a sacar partido de los pequeños espacios y a resolver los inconvenientes tras leer de nuevo las instrucciones de esa casita con cuatro ruedas que nos dio cobijo los cuatro días de trayecto hacia nuestro nuevo destino. Un trayecto lleno de emociones, donde la belleza paisajística, la naturaleza y los animales nos acompañaron durante todo el recorrido.

Melbourne cuenta con calles anchas, bien divididas, alineadas entre sí, formando cuadrados. Sus tranvías, su enorme bahía,  los transbordadores, los muelles, los parques verdes con esos árboles que constantemente me maravillaban en sus formas, colorido y magnitud, una ciudad de jardines.

La familia con GregSomos una familia afortunada, en Melbourne pudimos disfrutar de la hospitalidad de Greg con quien disfrutamos varios días visitando ciertos lugares desde los que nos llevaríamos pequeñas pinceladas de esta increíble metrópolis. Los pingüinos por la noche en sus madrigueras en los alrededores del muelle, las cálidas bolas de fuego en el centro, las casetas de colores en Brighton Beach….

From Angel Cabello 
It has been great to spend a few days in Greg’s home. He is a very active person (working, volunteering, sporting,… etc), but we have also had time to have some meals, walks, playing frisbee, visiting St Kilda’s penguin colony,visiting Brighton Beach…etc together. You feel at home from the very first moment and this is due to Greg’s warmth. Ishi and Noa enjoyed a lot making your Christmas tree together with you what has been great, been far from home on these dates.
Big hug and see you in Barcelona.
Angel, Diana, Ishi & Noa
For Angel Cabello 
I need not have been concerned about the prospect of hosting a family of four. The Cabello family are lovely. Really enjoyed the adult conversations with Angel and Diana, as well as playing with Ishi and Noa; and showing them some special parts of Melbourne. Thanks also for the delicious Spanish meals. What an exceptional journey – travelling the world for two years – congratulations. Safe travels and I look forward to meeting you again in another part of the world.
Greg

Descubriendo a un cisne negro

Cisne negro

Antes de decidirnos a iniciar nuestra aventura, Ángel estaba ensimismado en la lectura de libros de viaje y otros tantos que le abrían las puertas y le reafirmaban en seguir sus sueños y hacer realidad ese gran salto en familia. De entre ellos recuerdo a uno que le causó sensación, se titulaba “El cisne negro”.

Qué es un cisne negro? Un hecho improbable, impredecible y de consecuencias imprevisibles.

El Cisne Negro del profesor Nassim Nicholas Taleb es best seller en el New York Times y amazon.com. Un libro que cambiará la visión del mundo.

¿Qué es un cisne negro? Para empezar, es un hecho improbable, sus consecuencias son importantes y todas las explicaciones que se puedan ofrecer a posteriori no tienen en cuenta el azar y sólo buscan encajar lo imprevisible en un modelo perfecto. El éxito de Google y YouTube, y hasta el 11-S, son «cisnes negros». Con ironía, irreverencia y un profundo conocimiento de los caprichos del mundo real, un especialista en incertidumbre y matemático implacable nos conduce por los deliciosos vericuetos de lo improbable.

                                                                             EL CISNE NEGRO; Nassim Nicholas Taleb

Antes del descubrimiento de Australia, las personas del Viejo Mundo estaban convencidas de que todos los cisnes eran blancos, una creencia irrefutable pues parecía que las pruebas empíricas la confirmaban en su totalidad. La visión del primer cisne negro pudo ser una sorpresa interesante para algunos ornitólogos, pero la importancia de la historia no radica aquí…..

                                                                            EL CISNE NEGRO; Nassim Nicholas Taleb

Descubriendo Australia conocimos a nuestro primer cisne negro, convenciéndonos así, tal y como hicieron las personas del viejo mundo de que no todos los cisnes son blancos.

–          Caray como cambiaria la historia en el mundo de los cuentos, como El Patito Feo, si Hans Christian Andersen hubiera conocido a estos preciosos cisnes negros, ¿no crees Ángel?.- Nuestra mirada seguía el movimiento de tres cisnes negros que nadaban en el lago.

–          Si e incluso rizando mas el rizo que opinarían aquellos mas supersticiosos cuando un cisne de estos se les cruce en su camino… ja,ja,ja.- Contestó.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Australia. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Australia, grandes espacios, toda una caja de sorpresas

  1. Pingback: Compañeros de Ruta: viajando con niños | expoarticulo

  2. Marta dijo:

    Precioso! El viaje, el relato, las fotos, la familia…Enhorabuena!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s