A todos aquellos que dejan que sus sueños se hagan realidad.

Carpe diem, disfrutando el momento

Vive y deja vivir, Hakuna Matata

Con voluntad no hay fronteras

Sinceramente atrévete,

Déjate llevar por la locura de senderos,

que te esperan al cruzar la esquina.

El origen de la idea: Gestación de una locura, proyección de nuevas vivencias

Quizás os preguntéis el origen de la idea. En realidad a mi parecer, todo tiene una historia, si consigues recordar el momento, y normalmente brota una sonrisa  al echar la vista atrás.

En Enero de 2009, en una visita de trabajo a Nairobi (Kenia) con Médicos Sin Fronteras, Ángel, disfrutaba entre horas de la lectura de un libro, que en parte, fue la llave que hizo abrir nuestra particular Caja de Pandora.

No pienso que fuese únicamente el libro, el que le hizo tomar un nuevo rumbo, pues él ya es un espíritu inquieto de por sí, pero puede que su lectura le hiciese lanzarse hacia todo aquello por lo que siempre lucha y alejarse de todo lo que realmente no le hace disfrutar de verdad.

Este sorprendente libro trata de diversas temáticas sobre cuestiones de la vida, como nos planteamos el día a día, cual es nuestra percepción del trabajo, el concepto de “los nuevos ricos”, como aquellos que disponen de tiempo y no de dinero…etc.

En uno de sus capítulos, el autor nos plantea a los lectores si estamos haciendo con nuestras vidas lo que realmente queremos en cada momento, para lo cual nos hace 3 preguntas, cuyas respuestas libres y honestas darán solución a dicho planteamiento. Las 3 preguntas en cuestión son:

    ¿Qué haríamos si supiésemos que nos íbamos a morir al día siguiente?

    ¿Qué haríamos si supiésemos que nos íbamos a morir en un mes?

    ¿Qué haríamos si supiésemos que nos íbamos a morir en un año?

Tras  regresar a España y en una de esas salidas que nos permiten dar rienda suelta a la imaginación, Ángel me pregunto qué haría si supiera que me iba a morir en un año.

Pues bien, fue la respuesta a esa pregunta la causante de todo este alboroto, y el desarrollo de un largo camino a recorrer, del que disfrutar y del que nos estamos dejando llevar con gran ilusión.

Pues sí, ya lo habréis imaginado, ni más ni menos que “La Vuelta al Mundo” fue lo que conteste. La reacción de Ángel fue inmediata, porque esperar?….  vayámonos a dar la vuelta al mundo.

Creo que en ese momento, no me di cuenta de las consecuencias, absolutamente positivas y atractivas, que tendría mi reacción. Es más, creo que en un principio no le tome en serio y lo consideré una de las innumerables “locuras” que me había planteado en nuestros, hasta entonces, 13 años de convivencia. Pero todo evoluciona y va madurando, casi sin darnos cuenta… y actualmente, estamos todos impacientes por colgarnos la mochila a la espalda,  apenas a un mes de nuestra marcha.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Preparativos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s